Archivo mensual: noviembre 2013

INCURSION EN GIBRALTAR o DUELO DE TITIES

En una inefable guía del viajero de ediciones Susaeta, voz tan autorizada como la de Jose María Iñigo (“Directísimo” con algo más de pelo) aconseja al español cañí que pone pie de turista en Gibraltar que no trate de “redimir” a los llanitos atrayéndoles a la unidad nacional; confiesa que ha podido comprobar cómo el sólo comentario de este género pone el rostro del roqueño agrio, por no decir feroz; así que, concluye, lo que hay que hacer traspuesta la verja es ni tratar el tema. En otras palabras, Gibraltar es un tabú. No discutiremos nosotros opinión tan autorizada de cómo entenderse con una especie protegida por el Reino Unido pródiga en ilegalidades territoriales y urbanísticas (usurpaciones), comerciales (dumping fraudulento), medioambientales (bunkering), de orden público (contrabando) y mala vecindad (bloques de hormigón), atreviéndonos solo a formular una pregunta: ¿qué hacemos si nos disparan?

Porque este parece ser el futuro que nos espera. Y seguro que la culpa de todo la tiene un desliz periodístico en que incurre sistemáticamente la prensa española: a la “incursión” de las patrulleras españolas CAZADORA y VENCEDORA en las discutidas aguas de las que pretenden apropiarse los gibraltareños para tomar nota de los petroleros allí presentes y “negociando”, siguió las de la también patrullera VIGÍA y el guardapescas ALBORÁN del otro lado, constatando el avance indiscriminado de los diques del nuevo puerto deportivo en aguas en litigio, con el consiguiente escozor en las autoridades de La Roca. Parece que la situación ha llegado al culmen con la recientísima presencia del buque RAMON MAGALEF del Instituto Oceanográfico, en el famoso “cementerio de los bloques hundidos”; antes de nada, hay que decir que se trata, en este último caso, de un bonito barco civil sin armamento alguno y con sofisticados equipos de investigación subacuática a bordo.

Los diarios españoles se apresuraron a hablar de la nueva “incursión”; pero si consultamos el diccionario, veremos que incursión o correría es sólo una hostilidad que realiza gente de guerra talando o saqueando país enemigo. En el caso del RAMON MAGALEF no se cumple nada: ni es de guerra, ni ha talado ni saqueado nada ni mucho menos se ha adentrado en país enemigo. Así que suspenso para los periodistas. Como el buque oceanógrafo tampoco fue de excursión -el diccionario obliga para ello al carácter lúdico de la propuesta- hay que decir que lo que más encaja es la exploración: reconocer, registrar, inquirir o examinar con diligencia una cosa o lugar. Esto es exactamente lo que ha hecho el MAGALEF, y la respuesta gibraltareña no ha podido ser más desproporcionada: nada menos que dos lanchas de la Navy, tres del señor Picardo y una zodiac sin filiación conocida se abalanzaron al acoso y cerco del Oceanógrafo, que, con educación impoluta, les contestaba cortés vía VHF antes de seguir su trabajo. ¿Había algo que esconder para provocar semejante avalancha?. La cosa debió llegar a tal punto que la Guardia Civil tuvo que acudir en apoyo del MAGALEF, dándose las típicas maniobras de interferencia e interposición que, ejecutadas con la suficiente mala leche o por el torpe de turno, acaban con el consabido abordaje y rayajo para dar parte al seguro.

Esto hubiera debido ser todo. Una vez realizado su trabajo, el RAMON MAGALEF, despedido con vituperios por los indígenas, se fue por donde había venido. Pero Picardo, espoleado tal vez por el lenguaje mediático “incursor”, ha creído oportuno replicar amenazando: la próxima vez el incursor será considerado terrorista y -como se dice ahora- disparado. Hay que tener mucho cuidado con el lenguaje, porque a ETA le aceptamos lo de “conflicto” y hoy los tenemos sentados en el Parlamento. Los llanitos pueden entender que es lógico disparar a un invasor (¿no es lo mismo que incursor?), pero disparar a un buque civil indefenso llevaría el contencioso a límites indeseados para todos dentro del mundo occidental, la OTAN y la estupenda Comunidad Europea que tanto nos quiere y nos desea, especialmente para las vacaciones. En realidad, creo yo, lo que sucede es que todo el mundo sabe que esto son cohetes artificiales, fuego de salvas, fanfarronadas de un cochinín groserete y ambicioso enfrentado a un elefante pusilánime que piensa que todo se resuelve sin hacer nada y yéndose al fútbol, o, aún peor, recolectando minuciosamente datos -como parece que hace- para que instancias superiores en su día le den la razón. Pues lo lleva claro; aunque, si lo consigue, le expresaremos nuestra más rendida admiración. Así que, como se puede ver, lejos de estar en presencia de un apasionante Duelo de Titanes, lo que parece, tal vez por analogía a los verdaderos habitantes de La Roca -los monos- es que nos aguarda un decepcionante Duelo de Titíes, es decir, de macacos enanos poco sabios y malos. Al fin y al cabo se trata de un abogado buscapleitos contra un notario que nunca ejerció como tal; se nos antoja difícil que alguien abra el fuego, de no ser el jurimprudente.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Blog

PRESTIGE; PUNTO FINAL

Con celeridad habitual en estos casos complicados -no con la fulmínea diligencia con la que se comporta últimamente, según el caso- nos ha sorprendido la Lex Hispánica obsequiándonos el veredicto acerca del desastre ecológico del PRESTIGE, once años despues de que se produjera. En tan dilatado plazo ha dado tiempo para levantar una delicada y áspera polémica política, mediática y, finalmente -la esquizofrenia acaba contagiando a todos- técnica y profesional acerca de si habría sido mejor acercar el barco para vaciarlo en puerto o alejarlo para que se hundiera en alta mar, como se hizo; pagar casi 95 millones de euros por sacar el fuel con el 2,5% de azufre procedente de Letonia (una auténtica porquería) que quedó dentro del buque; indemnizar a la mayor parte de los afectados, aunque siempre habrá alguna queja (la Administración es imperfecta); limpiar los casi 1.600 km. de costa que quedaron afectados y, por último, pagar al sinvergüenza del armador, Mare Shipping, con sede en Bahamas, la cantidad de siete millones de euros por una bañera de barco que no valía ni tres.

Resuelto así el problema en todos los frentes ¿a qué venía el juicio?¿Tal vez para saciar el ansia de revancha política de alguien?.  Desde luego, si algo ha demostrado el caso del PRESTIGE es que la justicia tardía no sólo es irrelevante, sino tambien innecesaria. Mera carne de terminal mediática, sea prensa o televisión, que nos vuelven a obsequiar con esta bazofia caducada tiempo ha, convirtiéndola en última hora. Pues por mí, que se la guarden. Parece que también para los cientos de pescadores y mariscadores gallegos que, en su tiempo, protagonizaron indignadas, solidarias y emocionantes jornadas, a los que ayer los más recalcitrantes reporteros a duras penas lograban sacar alguna palabra de odio o reproche (la información es libertad). Lo cierto, en última instancia, es que unos golfos que decidieron poner en servicio una palangana reparada dos veces en astilleros chinos y rumanos, que luego estuvo haciendo de tanque intermedio (recibiendo abarloado a casi un centenar de sus congéneres) y que luego se remitió por los mares con casi 100.000 toneladas de fuel porque una irresponsable empresa certificadora yanqui dijo que todo estaba bien, han cobrado su parte y se han ido de rositas, y un fletador sin escrúpulos, Alpha Group, lo mismo habrá hecho con su cargamento de 10 millones de dólares, lo cual no debió importarles pues tienen mucho más.

En otras palabras, que el hundimiento del PRESTIGE, ex-GLADYS (hortera hasta en el nombre) se salda con la absoluta impunidad de los verdaderos culpables, mientras que aquéllos a los que se le vino encima, enmierdándoles todo el ecosistema con el famoso chapapote, se enciscaron entre ellos en una diatriba política por un tírame aquí esta peya, pues manchar al vecino, al fin y al cabo, siempre deja rendimiento. Visto con la debida perspectiva, y teniendo en cuenta que el PRESTIGE, al alcanzar Muxía -es decir, cuando era remolcado a puerto- ya había soltado casi el 25% de su contenido, podemos asegurar que, de llevarse a puerto, al alcanzar La Coruña a velocidad de Justiciero Español habría perdido ya por lo menos el 60% (perdió el 80% hundiéndodolo), aunque nos habríamos ahorrado la extracción de aguas profundas al precio de poner las aguas coruñesas y todo su entorno -ya castigadas por los vertidos del URQUIOLA y el MAR EGEO- negras como el carbón, resultado también políticamente arrojadizo. En otras palabras, hicieras lo que hicieras la cagabas, y, como la oposición se dió cuenta del arma puesta por el azar en sus manos, no dudó en utilizarla; cosas peores haría despues. Tenemos pues otro caso a añadir a la lista de las infamias perpetradas a finales del siglo XX, esta vez contra un ecosistema que, de haber seguido agrediéndolo, no habría esperado a juicio para degradarse y darse de baja definitivamente. Al fin y al cabo, en esto sí que se aprendió la lección, pues a la fuerza ahorcan, querido amigo.

1 comentario

Archivado bajo Blog

CONFERENCIA PIRATERÍA

Ayer 5 de Noviembre tuvimos una interesante charla sobre la piratería berberisca y la moderna piratería somalí en el Cesedén, a cargo de don Juan Manuel Gutiérrez de La Cámara, capitán de navío, y don Fernando Ibáñez, Doctor y profesor de UDIMA y CISDE, que nos pusieron al corriente sobre estos temas, resaltando el entusiasmo del primero reivindicando la figura del capitán Barceló y del segundo aportando datos y estadísticas concluyentes sobre el reciente conflicto que ha implicado un número considerable de buques de la Armada -fragatas FFG, patrulleros BAM y Descubierta, logísticos tipo CASTILLA, PATIÑO y MARQUES DE LA ENSENADA y un largo etcétera, saldándose con la destrucción de 124 grupos PAG, es decir, de piratas de toda la vida con esquifes y buque nodriza.

Como conclusión, el capitán Gutiérrez hizo hincapié en el fomento y desarrollo de las fuerzas costeras, algo muy dejado de la mano de Dios en las costas españolas y que ha significado históricamante grandes perjuicios para todo el litoral levantino, murciano y catalán, y la preocupación de que la falta de medios y envío de patrulleros al desguace actualmente nos deje de nuevo “en cuadro” para mantener la imprescindible presencia naval en nuestras aguas (ver artículo anterior VIGIA y ALBORAN). Por su parte, el profesor Ibáñez destacó la importancia de la cooperación internacional en la solución de estos conflictos globalizados. Añadiré modestamente que una de las grandes claves para la represión de la piratería incontrolada es la correcta coordinación entre los diferentes medios y estamentos, militares, diplomáticos, políticos y de medios de comunicación, para evitar estrepitosos fiascos como el del ALAKRANA, gestinado por el bufete de abogados De La Vogue y Telecinco con el estrepitoso fracaso consiguiente que nos costó un dineral, como siempre nos cuesta aprender la lección.

Para terminar, dar los datos de los libros de cada uno de los autores, añadiendo mi aportación al tema, que, por cierto, se ha visto renovada con su publicación en formato digital por ediciones Punto de Vista recientemente:
-LA PIRATERÍA BERBERISCA Y SU FINAL CON LOS JABEQUES DE DON ANTONIO BARCELÓ -Navalmil Ediciones
-LA AMENAZA DE LA PIRATERÍ MARITIMA A LA SEGURIDAD NACIONAL: EL CASO DE SOMALIA -Ediciones de Defensa
-PIRATAS DE TODOS LOS TIEMPOS -Victor San Juan -Sílexediciones y recientemente reeditada por PUNTO DE VISTA EDITORES al precio de 3,99 euros (teclear Punto de Vista para su web)
-PIRATAS DEL SIGLO XXI – Víctor San Juan: artículo sobre el Alacrana publicado en la Revista de Humanidades y que obra en internet con sólo teclear el título

Finalizar diciendo que el sr. Alejandro Klecker, de Navalmil Ediciones, moderó el acto y debate posterior con interesantes anotaciones. A destacar el mérito de esta editorial con sus recientes publicaciones.

Deja un comentario

Archivado bajo Blog