Archivo mensual: septiembre 2017

CENTENARIO AVIACION NAVAL

ADIOS PRINCIPE ASTURIAS

100 años se acaban de cumplir (en concreto el 13 de septiembre) desde que la Marina española, en consonancia con los fulgurantes avances que traía el siglo XX, se incorporó a las armadas que no sólo tenían barcos en sus listas, sino también aviones, que son naves que también flotan, pero en el aire, como nos demuestra la teoría de fluidos. Lo que pasa es que denominamos a esta flotabilidad invisible “volar”, evocadora palabra que no está nada mal y a los escritores siempre nos hace el avío. Representó un enorme cambio el que registraron las armadas del mundo añadiendo aviones, dirigibles -y luego helicópteros- en sus filas, probablemente el mayor registrado desde el paso del remo a la vela e incluso desde que las máquinas alternativas de vapor encontraron su sitio a bordo como sistema de propulsión del buque.

En la pequeña historia española, hay que hacer mención de que un Real Decreto del año 1917, ocupando don Alfonso XIII el trono y el almirante Flórez la cartera de Marina, creó la Aviación Naval, luego denominada Aeronaútica Naval puesto que también incluiría -aunque por breve tiempo- dirigibles tipo Zeppelin. Pero la verdadera personalidad que dió vida a este innovador cuerpo fue un auténtico ilustrado al estilo Jorge Juan, marino de raza estudioso y muy viajado, políglota por supuesto, que, en plena época de genios como Jaime Janer Robinsón o Mateo García de los Reyes al servicio de la Armada (en buques de superficie y submarinos, respectivamente) vino a completar el terceto dando origen, con su trabajo, propuestas e iniciativas, a la Aviación Naval. Me refiero al capitán de corbeta don Pedro Cardona, de ilustre apellido en la Armada, menorquín de cuna y que muy pronto, mientras se habilitaban los terrenos del aeródromo de El Prat en Barcelona para los aviones navales, recibió el mando de un vetusto destructor de la Guerra del 1898, el AUDAZ, como buque insignia de la nueva flotilla, al que pronto se sumó otro veterano, el crucero RIO DE LA PLATA, como depósito, pontón y alojamiento, amarrado al muelle del puerto de Barcelona.

No era más que un principio; pero, muy pronto, fueron llegando a España los primeros hidroaviones Felixtowe F-3, conocido como “Flying Boat”, y los italianos Macchi M-18 o los Savoia S-13 y S-16, junto con algunos cazas (excedentes de guerra) Martinsyde o Avro 504. Pero el verdadero desafío, aparte del entrenamiento y vuelo con estos aparatos, era conseguir un buque portahidros que los pudiera llevar al lugar de operaciones, y esto llegó gracias a la atinada gestión de don Pedro con un buque alemán incautado en Vigo a cuenta de las pérdidas de buques mercantes españoles en la Gran Guerra, el NEUENFELS rebautizado aquí como ESPAÑA Nº 6, que, al ingresar en la Armada, recibió el definitivo nombre de DÉDALO. Había sido construido por la Swan Hunter en Inglaterra en 1901 con un desplazamiento cercano a las 10.000 toneladas, que una máquina alternativa de vapor, alimentada por tres calderas, era capaz de propulsar a unos 10 nudos.

Ingresado el buque en los talleres Vulcano barceloneses, por unos pocos millones de pesetas lo convirtieron en buque portahidros y dirigibles muy parecido al italiano MIRAGLIA o al estadounidense WRIGHT, pomposamente denominado “Estación de Transporte Aeronaútico”, siendo la primera vez que un buque recibe la misma categoría que un elemento de la infraestructura del ferrocarril. En 1922 quedaba el DÉDALO listo para prestar servicio efectuando prácticas con sus dirigibles SCA frente al Llobregat; posteriormente, efectuaría un crucero entre Valencia, Cartagena, Santa Pola y Alicante llevando 23 aviones a bordo (5 Flying Boat, 5 M-18, 1 Parnall Panther y el resto Savoias de diferentes tipos) que entrenó duramente sin apenas incidentes. La Aeronaútica Naval quedaba así lista para entrar en combate, lo que hizo poco despues cuando, escoltado por el AUDAZ y el crucero CATALUÑA, el buque se incorporó a las operaciones en Africa en la bahía de Alhucemas llevando a bordo unos 16 aviones operativos. La primera misión la efectuó un Macchi M-18 en el que el luego almirante don Julio Guillén Tato iba de observador; posteriormente, este valiente aviador se dedicó a la recopilación de textos histórico-navales, alguno de los cuales tuve ocasión de consultar para mi libro BREVE HISTORIA DE LAS BATALLAS NAVALES DE LA EDAD MEDIA. Vaya desde aquí nuestro homenaje y agradecimiento.

La Aeronaútica Naval española gozó de gran prestigio durante los años veinte y treinta del siglo XX; puede que el cénit de su gloria, de cara al público, lo alcanzara cuando el autogiro LA CIERVA se posó en la cubierta de popa del portahidroaviones, siendo probablemente el primer apontaje de un aparato diferente de un avión en un buque a flote. Luego, todo terminó brutalmente con la Guerra Civil; el DEDALO  se hundió y desguazó en el puerto de Barcelona, y la Aeronaútica Naval pasó a mejor vida. Al bueno de don Pedro lo asesinaron, dejando su cadáver en una cuneta, al negarse a tomar el mando de una Escuadra Republicana que ya le correspondía por galones y cualificación. Luego, la dictadura franquista no quiso saber nada, con su retrogradismo característico, de aviones fuera del Ejército del Aire, hasta que otro auténtico “outsider” de la Armada, el almirante don Saturnino Suanzes de La Hidalga, logró la rehabilitación de la Aviación Naval en 1964, paso previo administrativo imprescindible para que, este mismo año, llegara a España el portaaviones ligero estadounidense CABOT, que pasó a denominarse, como no podía ser de otra manera, también DÉDALO. Don Saturnino pudo haberse conformado, desde luego, con llenarlo de diferentes tipos de helicópteros para diversas misiones (el DEDALO había recibido esta vez la razonable categoría de “portahelicópteros”), pero hubo un horizonte mucho más ambicioso, satisfecho en 1976 con la llegada a España de 7 aviones de despegue y aterrizaje vertical VTOL Harrier AV8A, con los que se iniciaba la excelente trayectoria de este tipo de aeronaves en nuestro país: inventos como la célebre maniobra conocida como el “cruzado mágico” y la construcción en España de un nuevo portaaviones para la Armada que relevara al CABOT (PRINCIPE DE ASTURIAS) además de la construcción de un portaaviones gemelo (CHAKRI NARUEBET) que se vendió a Tailandia con su dotación completa de aviones.

Actualmente, la Aviación Naval no disfruta sus mejores días tras haber pasado como se ha podido la crisis; posee medio centenar de aviones, con una docena de Harriers AV8B y lo que pronto serán unos 20 helicópteros Seahawk en diferentes funciones de primera línea, además de los veteranos pero modernizados AB-212 (similares a los “Huey” de la Guerra del Vietnam, pero modernizados) y el portaaviones multimisión JUAN CARLOS I como plataforma de despliegue. Pero tiene verdadera mala pata que este Centenario haya tenido que coincidir con el envío del portaaviones PRINCIPE DE ASTURIAS a un astillero de Turquía para proceder a su desguace, donde se aprovecharán de sus aceros de alta calidad. Desde los años 80 del siglo XX hasta 2013 -cuando la puñetera crisis obligó a darlo de baja- el portaaviones PRINCIPE DE ASTURIAS ha sido no sólo el emblema de la Armada, sino el símbolo, y también vida, de todos los que servían en este cuerpo, ahora punta de lanza de la flota. Por mi modesta parte, recuerdo haberlo visto en Almería en unas maniobras, en los años 90, y en Alicante con ocasión de la salida de la Regata Volvo Ocean Race, cuando tuvimos ocasión de navegarlo en toda su eslora (atracado como estaba en el dique exterior del puerto de Alicante) y darnos cuenta de lo grande que es realmente. Verlo así, desmantelado e ignominiosamente conducido al desguace, nos recuerda que la vida da muchas vueltas, nos hacemos viejos y lo que un día fuera soberbio, al siguiente no es más que un despreciable carcamal. ¡Pobre PRINCIPE DE ASTURIAS!. Los que te admiramos alguna vez lamentamos ahora verte reducido al montón de chatarra en el que, estoy seguro, aún alienta el alma del guerrero injustamente retirado del combate.

 

DEDALO

El autogiro La Cierva despega del DEDALO…

 

 

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Blog