CONCORDIA 0, COSTA 1

   Reza el viejo proverbio marinero “Mantente bien vigilante o nunca marino serás, si no ves lo que hay delante, para, modera, o da atrás”; igualmente, de la escuela naútica uno ha de recordar el consejo de verificar siempre un flamante waypoint sobre la vetusta carta naútica, no vaya a haber algo -léase piedra- escondido que se le haya escapado a la zumbada pastilla del navegador GPS. Por último, de la bañera y los patitos, un presunto navegante debería recordar la Primera Ley de la Atracción Universal entre Cuerpos Flotantes, a saber, “Todo cuerpo a flote sobre una lámina de agua experimenta una atracción hacia otros cuerpos, o los bordes de la bañera, directamente proporcional a su peso.” Pues bien, a pesar de todo este bagaje cultural, de vez en cuando aparece una motora rampante sobre un espigón, un ferry malamente subido sobre un bajo, o, lo último, un enorme leviatán (paquidermo parece un poco fuerte) de viajes de crucero como el COSTA CONCORDIA con vocación fallida de arrecife para conservación del ecosistema que se da el castañazo llevando cuatro mil y pico personas a bordo, saldándose el siniestro con medio centenar largo de víctimas entre muertos y desaparecidos. Y la pregunta que surge es: pero ¿cómo ha podido suceder semejante estropicio?

Pues bien, empezando por el hecho de que bautizar un barco con un nombre que sugiere una atracción por la costa nunca fue un buen presagio, hoy en día, por muy perfeccionados y precisos elementos de navegación que se disponga, el tamaño elefantiásico de estos objetos flotantes no asegura, de principio, ningún relax para su tripulación. Aparte de que, en pleno reventón de la burbuja inmobiliaria, andar por ahí tentando al diablo con una gigantesca chalana sobre la que se ha montado un bloque de pisos nada bueno augura. Vienen a la memoria sesudos arcanos como la desproporcionada inercia, la falta de capacidad de evolución longitudinal, y la superficie de vela expuesta al viento que los ingenieros navales de hoy día, sencillamente, se pasan por el forro, para dicha del mar Mediterráneo, que se frota las manos con esta nueva víctima. En otras palabras, cuando uno se cree muy listo y con todo demostrado sobre el papel, puede acabar con el engendro aparatosamente discordando con la preciosa costa toscana y empapelado tras las rejas, como andará ahora el capitán del COSTA CONCORDIA.

Durante el siglo pasado, acabamos por acostumbrarnos a ferrys que iban por ahí con las compuertas abiertas, o sin nadie en el puente, pues el piloto automático y el radar estaban enchufados, unicas concesiones a la fatalidad que el mundo moderno estaba dispuesto a hacer desde los siniestros del ANDREA DORIA, el LUSITANIA o el megalovisualizado y comentado del TITANIC. Pues no. El COSTA CONCORDIA , barco perfecto, insumergible, infalible, hiperseguro, superdotado y magnífico acaba de inscribir su nombre desventrado, medio hundido y puesto de medio lado con todo su superequipo para cefaleas de la casa aseguradora que haya aceptado su póliza. Que se prepare. Si el bono italiano está a nivel de bono basura, los cómnodos viajes de crucero para jubilados van a terminar haciéndose en el Parque de Atracciones, pero con tila de por medio y equipo desfibrilador a mano. Por si las moscas.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Blog

2 Respuestas a “CONCORDIA 0, COSTA 1

  1. Javier

    Gracias por esa visión realmente náutica de lo sucedido.
    Que pena que la prudencia y el respeto a los pasajeros no hayan sido los primeros criterios que rigiesen la actuación del Capitán, pero … salir corriendo del barco, dejando a los pasajeros y a la tripulación, en el primer bote que se botó, para ir corriendo a llamar a su madre ..?*? ¡ Sin Palabras !
    Los Barcos aun no han incorporado un sistema de seguridad que mande a visitar a los peces a los capitanes insensatos, chulos y cobardes. Si hace un siglo un capitán arrogante mando al fondo del mar al Titanic por creer que era mas fuerte que el hielo hoy otro arrogante, por la tonteria de presumir de ser el capitan que pasa mas cerca de la isla, ha matado a varias personas y destrozado un maravilloso barco.

    • No te creas todo lo que diga la prensa, amigo. En efecto, parece que el capi se las piró antes de tiempo, pero la administarción italiana conocía lo del “saludito” a tierra desde hace mucho tiempo y no hizo nada al respecto. Y es que las virguerías delante de las nenas con las motos y coches está solo autorizado a macarras totales, pero hacer igual con un barco de 100.000 toneladas no se h demostrado cosa práctica. Con los barcos, tonterías las justas. Gracias y un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s