PIRATAS DEL CORAZON

Camino va de cumplirse tres años en uno de esos conflictos extraños que pilló a muchos completamente desprevenidos, y esta misma tarde (12 de Enero 2012) nos ha sorprendido con una perla singular: me refiero al ataque del petrolero-buque logístico español PATIÑO por parte de piratas somalíes en el océano Indico; no es nada nuevo a estas alturas, porque la última revisión oftalmológica  de estos bucaneros modernos en el remoto Mogadiscio debe datar por lo menos del siglo pasado, lo que les lleva a incurrir contumaces en este tipo de errores, a saber, confundir barco de guerra con mercante o  de cualquier otro tipo (léase pesquero). Sin ir más lejos, en mayo del 2009 el aviso francés NIVOSE (gemelo de ciertas fragata marroquíes que un día cercaron Perejil) fue objeto de una estrepitosa confusión como ésta, hecho que derivó  en la captura de una horda completa de delincuentes, nodriza y auxiliares incluidos (lo que en argot “somalo-pirático-blackhawk derribado” se denomina PAG, Pirate Assault Group).

No satisfechos con esta “hazaña”, en  abril del siguiente año una solitaria lancha atacó nada menos que el buque de desembarco anfibio norteamericano USS ASHLAND, siendo entusiásticamente correspondida y sus ocupantes debidamente “procesados” tras las rejas. En este caso, la “metedura” podía ser algo más disculpable que con el NIVOSE, pues, como alegaría en su defensa cualquier vigía somalí, un paralelepipédico buque anfibio puede parecerse bastante a un moderno transportador de coches o un ferry, aunque el color gris sea harina de otro costal, y coloque a los “expedicionarios” en la misma situación que don Quijote contra los molinos de viento. Omnipresentes en temas naúticos, los británicos, con su logístico FORT VICTORIA, tambien han experimentado confusiones de este género. Ahora nos toca a los españoles, y, aun reconociendo que el PATIÑO  se parece bastante a un mercante, otra vez estamos a vueltas con el tema del color, que empieza a hacernos dudar sobre la capacidad de percepción cromática de algunos delincuentes, aunque de noche todos los gatos sean pardos. El caso es que seis bizarros somalíes se han “tirado” -nunca mejor dicho- al asalto del mastodonte español, que lleva nada menos que un pelotón completo de infantes de marina y un conspicuo helicóptero, nada moderno pero muy eficiente. Como por desgracia no podía ser de otra manera, la cosa ha concluido con cinco piratas heridos y otro desaparecido, al parecer muerto y echado al agua por sus propios compañeros. No contentos con lo descabellado de su acción, a la enérgica respuesta se respondió con más fuerza, y algo así no podía sino acabar mal.

Nos retrotrae esta escaramuza al más mediático y lacrimógeno episodio protagonizado  por el ya célebre ALAKRANA cuyo rescate había que pagar a cualquier precio, conminando a una timorata administración para que no se “soltara” a la Armada, que, lejos de los benéficos piratas, eran los malos del cuento. Hoy, cuando nada menos que doce buques de la Armada han pasado rotativamente por estas aguas realizando de forma irreprochable su misión protectora, y dos de ellos de forma destacada (la fragata VICTORIA y el patrullero INFANTA CRISTINA, cada uno con tres brillantes misiones de intercepción y neutralización en su haber), curiosamente con la poca o ninguna cobertura mediática característica de cuando se hacen bien las cosas, sólo cabe preguntarse, con el galopante desconocimiento también imperante a retaguardia del PATIÑO (es decir, en España) lo que hubiera pasado si los piratas somalíes hubieran tenido éxito. Imaginen el titular:

LA PATIÑO (nave) SECUESTRADA POR PIRATAS SOMALIES

¿Cuánto rescate habríamos estado dispuestos a pagar?. Pobre don José Patiño. ¡Ay, piratas de mi corazón!

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Blog

5 Respuestas a “PIRATAS DEL CORAZON

  1. Gracias querido Victor por estos ratos que nos haces pasar disfrutando de ver desde tus ojos una tremenda realidad

    Javier

  2. juan

    Querido Victor.
    Sabes que soy un fiel seguidor de tus libros, y ahora además lo seré de este blog. Acabo de leer éste articulo, y no me resisto a soltar una parrafada, que puede sonar demagógica, pero, ya me conoces, sabes que no es esa mi intención.
    Tu hablas de los piratas somalies, y sus ataques contra barcos de diferentes banderas, pero pocos hablan de la pirateria que practicamos las naciones desarrolladas contra esa gente.
    No somos conscientes que estamos esquilmando sus aguas, como antes lo hemos hecho con las nuestras hasta dejarlas exhaustas. Su modo de vida era la pesca artesanal, y los hemos dejado sin sustento, y encima nos permitimos tacharlos de piratas.
    ¿ Que hariamos nosotros en su lugar”.

    • Buena pregunta. De todas formas, compartiendo el cuestionamiento de fondo de la presencia allí de nuestra flota pesquera -aunque alegando a su favor que les han echado de todos los otros caladeros-, la comparación entre un presunto “esquilmador de recursos” a más de 400 millas de la costa en cuestión, y unos piratas criminales que te disparan, roban y asaltan en cualquier sitio secuestrando anualmente 50 barcos y casi 1000 personas, no parece ni muy justa ni sensata, y sólo proporciona cobertura y justificación a los delincuentes. Añadir solo que la campaña de la ONU solo ha sido suspendida por los ataques de los piratas. Posiblemente porque Somalia cuenta con estos “salvadores de la patria” está como está. Un abrazo.

      que

  3. juan

    Digamos que unos te matan de un disparo, y los otros te matan de hambre, pero muerto estás.
    Evidentemente los gobernantes de ese pais no son unos angelitos, y seguro que tendriamos que empezar por ellos a la hora de buscar responsables de la hambruna, pero es muy facil cargar las tintas contra unos desgraciados, que en su desesperación e ignorancia son capaces de liarse a tiros con un buque de la Armada, que dicho sea de paso, defienden muy bien a los pescadores, pero que no tienen lo que hay que tener para defenderse cuando quien ataca es por ejemplo los subditos de Su Graciosa Majestad en Gibraltar cargados de drogas en sus zodiacs.

  4. El problema se Somalia es precisamente que no hay gobernantes de hecho, solo mandan señores de la guerra que yo diferenciaría del común de la población a los que nuestros atuneros “matan” de hambre. La verdad es que para aprovechar atunes a 400 millas de la costa va a haber que proporcionarles cañas muy largas. Creo que hay que denunciar cualquier tipo de piratería y delincuencia en los mares y diferenciarla de la actividad pesquera y comercial, por muy rapaz que esta sea. No es lo mismo. No confundamos a la gente.En Gibraltar, residuo colonial del jurásico, hay de todo, incluido una soberanía autoproclamada pero no reconocida que debe ocuparse de la delincuencia, colaborando con la Guardia Civil. Invadirlos nos retrotraería a épocas más belicosas, pero no mejores, aparte de que el PATIÑO es un buque logístico, poco apto para esas misiones, aunque sí para el “bunkering” que la colonia practica a tutiplén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s